Hallan causa contra MedeaBot por acoso cibernético

(29 de septiembre de 2015) Contra Omar Emanuel Falcón Torres, mejor conocido por su pseudónimo de MedeaBot en la red social Twitter, pesa una orden de arresto luego de que hoy un juez  hallara causa en su contra por llevar a cabo un patrón de acoso cibernético contra múltiples personas.

En lo que representa la primera radicación de este tipo en la Isla, contra Falcón Torres, de 27 años de edad, se presentaron en ausencia 58 denuncias por intrusión a la tranquilidad, amenaza, acecho, apropiación ilegal de identidad, alteración y uso de datos personales e intimidación a testigos desde el 2013 al presente.

El 23 de junio la UICC llevó a cabo el primer allanamiento digital en la Isla contra una señal inalámbrica, la cual era utilizada por el joven residente de Comerío.

Según se desprende de la investigación realizada, Falcón Torres –a quien no se le conoce oficio- llevaba a cabo un patrón masivo de acoso cibernético y apropiación ilegal de identidad, el cual pudo corroborarse tras la cooperación de la empresa Twitter, la cual dio acceso a unas 300 cuentas creadas por éste. La mayoría de las cuentas intervenidas fueron clausuradas por la red social.

“Nadie puede esconderse detrás de una computadora para acechar a otras personas. Los infractores serán traídos a la justicia. La Internet es un espacio real y vital para el progreso de la humanidad. La sana convivencia, el cumplimiento de las leyes y el respeto a los derechos de todos y todas es igualmente aplicable en el ciberespacio”, enunció el director de la Unidad Investigativa de Crímenes Cibernéticos (UICC) del Departamento de Justicia, Rafael Sosa Arvelo.

A pesar de que se cree que son decenas las personas que pudieran haber sido afectadas por el patrón de acoso, unas ocho personas se querellaron del comportamiento del imputado, el que consistía en valerse de amenazas, lenguaje violento e imágenes sexuales para intimidar a sus víctimas.

El juez Jimmy Ed Sepúlveda Lavergne del Tribunal de San Juan encontró causa probable para arresto en los 58 cargos imputados (12 graves y 46 menos graves) y le impuso una fianza global de $180,000.

Éste se expone a cumplir una pena de ocho años por los delitos de apropiación ilegal de identidad e intimidación a testigos, tres años por los delitos de alteración, uso y publicación de datos personales, tres años por acecho y seis meses en los delitos menos graves de ser hallado culpable.

El fiscal Luis Freyre, quien es el fiscal enlace de la UICC en la fiscalía de San Juan, tuvo a cargo la presentación de los cargos en el tribunal. Éste, junto al director de la UICC, Rafael Sosa Arvelo, el fiscal Eugenio Martínez, también asignado a la UICC, y el agente Ángel Colón de la División de Interpol del Negociado de Investigaciones Especiales (NIE), llevaron a cabo la investigación.

La vista preliminar será pautada una vez el sujeto sea arrestado.