Justicia reafirma validez de matrimonio igualitario en Puerto Rico

(9 de marzo de 2016) El Secretario del Departamento de Justicia (DJ), César Miranda, aclaró hoy que los matrimonios igualitarios o entre personas del mismo sexo continúan siendo válidos, pese a una orden emitida ayer por el juez federal Juan Pérez Giménez en la que se establece la invalidez de estas uniones en la Isla.

“La orden de la Corte Federal para el Distrito de San Juan no altera la validez de los matrimonios contraídos en PR entre parejas del mismo sexo y tampoco impide darle reconocimiento a aquellos matrimonios contraídos en otras jurisdicciones. La interpretación del DJ es que la decisión no altera el estado de derecho que se estableció en Puerto Rico cuando el Tribunal Supremo Federal decidió el caso de Obergefell v. Hodges en el que se reconoció, como asunto de derecho constitucional federal, que el derecho al matrimonio es un derecho fundamental y que por lo tanto, no se le puede negar ese derecho constitucional a las parejas del mismo sexo”, explicó Miranda.

La decisión del Tribunal de Distrito en torno al caso Conde v. ELA tampoco altera el mandato emitido por el Primer Circuito en este caso toda vez que el 8 de julio de 2015, el Primer Circuito determinó que está de acuerdo en que el Artículo 68 del Código Civil es inconstitucional y por ello, devolvió el caso para que la Corte de Distrito dictase sentencia final.

“El distrito actuó sin autoridad al negarse a dictar sentencia final conforme a la decisión del primer circuito. Por tanto, este dictamen no le impide al Ejecutivo mantener su posición de que el Artículo 68 del Código Civil es inconstitucional y que no se habrá de aplicar el mismo en Puerto Rico. En cuanto al litigio, estamos evaluando el curso a seguir pero la directriz es que el Departamento de Salud puede continuar emitiendo las licencias de matrimonio”, detalló.

En lo específico, la orden del magistrado federal denegó una moción conjunta de las partes en el caso para que dictara sentencia. Por tanto, en el documento no se ordena al Ejecutivo a tomar acción alguna en relación a estos matrimonios ni lo ordenó a poner en vigor el Artículo 68 del Código Civil.  “Simplemente, la orden tiene el efecto de mantener el caso activo al declinar dictar sentencia final conforme las partes habían solicitado en cumplimiento con el mandato del Primer Circuito”, finalizó.

El 26 de junio de 2015, el Tribunal Supremo de los Estados Unidos resolvió que el matrimonio es un derecho fundamental para todos los ciudadanos por igual. En ocasión de la histórica decisión, Miranda expresó que la misma constituía  “un reconocimiento elemental de que todos los seres humanos somos iguales ante la ley”.