Sentencian a dueña de institución de salud mental por muerte de paciente

4 de abril de 2024

La enfermera y dueña del Hogar la Nueva Familia San Judas Tadeo, Mayra E. Pérez Oyola, fue sentenciada hoy por la jueza Ana Paulina Cruz, del Tribunal de Primera Instancia de San Juan, a cumplir tres años en probatoria por haber ocasionado la muerte de Jaydie Nicole Álvarez, una de las pacientes de dicha institución de salud mental.

Esto significa que los efectos de la sentencia de reclusión son suspendidos para que la convicta se someta a un régimen de supervisión, según dispuesto en la Ley de Sentencias Suspendidas. De incumplir con los términos y condiciones establecidos por el tribunal, la convicta podría ser ingresada a prisión para cumplir su sentencia.

Las fiscales Brenda Rosado Aponte y Janice Maymí Camacho, de la Unidad de Control de Fraude al Medicaid (MFCU, por sus siglas en inglés), lograron demostrar más allá de duda razonable que Pérez Oyola mantenía restringida a la paciente y retiró abruptamente los medicamentos recetados que esta requería para tratar su condición de salud mental. Con esta acción, la ahora convicta creó un riesgo sustancial que derivó en la muerte de la joven de 20 años.

El 6 de diciembre del año pasado, un jurado emitió un veredicto unánime de culpabilidad contra Pérez Oyola por el delito de homicidio negligente, según tipificado en el Artículo 96 del Código Penal de Puerto Rico.

El caso surgió a raíz de un referido del Departamento de la Familia a MFCU, unidad dirigida por el fiscal Luis Freire Borges. La investigación fue conducida por el sargento Alexander Carrasquillo y el agente Michael Figueroa del Negociado de la Policía. Mientras, la agente investigadora de MFCU, Tania Mora Pagán y las fiscales Brenda Rosado Aponte y Janice M. Maymí Camacho estuvieron a cargo del proceso investigativo por el Departamento de Justicia.

La Unidad de Control de Fraude al Medicaid de Puerto Rico recibe el 75% de su financiamiento del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos. Lo anterior, en virtud de una subvención de $980,092 para el año fiscal federal 2023-2024. El 25% restante, que totaliza $326,693.79 para el año fiscal 2023-2024, es financiado por el Gobierno de Puerto Rico.

###